sábado, 22 de junio de 2019

Luis Indaco

Nombre completo: Indaco, Luis
Lugar de nacimiento: Rosario, 2 de junio de 1904
Puesto: Delantero
Debut oficial en Central: 29 de octubre de 1922, vs. Sparta 2-0 (V)
Último partido oficial en Central: 7 de agosto de 1932, vs. Central Córdoba 1-4 (V)
Partidos jugados: 142 (86 G-23 E-33 P) (datos incompletos)
Goles: 99
Etapas en el club: 1922-25, 1926-32
Títulos: Copa Estímulo LRF 1922, Copa Nicasio Vila 1923, 1927, 1928 y 1930
Como entrenador:
Primer partido oficial: 22 de septiembre de 1946, vs. Ferro Carril Oeste 4-1 (V)
Último partido oficial: 8 de diciembre de 1946, vs. Newell's Old Boys 3-2 (L)
Etapas en el club: 1946
Récord: 11 PJ, 6 PG, 0 PE, 5 PP

 Hermano de Esteban y José, debutó en Rosario Central en 1922, llegando a jugar al menos 142 partidos y convirtiendo 99 goles (hay que tener en cuenta cierta falta de información sobre la época). Se coronó campeón en varias oportunidades, retirándose en 1932.

Se destacó por ser un puntero izquierdo veloz y hábil, logrando apilar a varios rivales en sus jugadas individuales. En su primer encuentro registrado en el primer equipo canalla marcó uno de los goles con los que Central derrotó a Sparta 2-0 por la Copa Estímulo de 1922, torneo que el cuadro auriazul terminaría conquistando. Para 1924 ya era habitual su participación entre los titulares, siendo el remplazante del histórico goleador Harry Hayes, quien jugaba sus últimos partidos en esos tiempos. 

Al año siguiente convirtió 24 goles en 28 partidos, lo que llamó la atención de Platense, que se lo llevó en 1926 para disputar el campeonato de la Asociación Amateurs de Football.​ Ese mismo año viajó a Italia, recomendado por Julio Libonatti, un ex-Newell's, y tuvo un fugaz paso por Genoa.​ Su destacado rendimiento durante 1925 redundó en una convocatoria a la pre-selección Argentina de cara al Campeonato Sudamericano 1925, del cual finalmente no tomó parte.

Sobre el final de 1926 retornó a Rosario Central, disputando las últimas tres fechas de la Copa Vila de ese año, anotando tres goles. En la siguiente temporada marcó 22 en 23 encuentros. Hasta su retiro se mantuvo jugando en Central, afianzando su capacidad goleadora año a año, obteniendo la Copa Vila en otras tres oportunidades (1927, 1928 y 1930, ya la había conseguido en 1923).

En sus años en el equipo auriazul compartió delantera con futbolistas de la talla del paraguayo Gerardo Rivas, el Petiso Antonio Miguel, el Monito Juan Francia, y los hermanos santiagueños Ramón y Nazareno Luna, entre muchos otros.

Convirtió un gol en el triunfo de Rosario Central 4-0 frente a Washington, el 5 de julio de 1931, en el que fue el primer partido de la era profesional para el club.

Indaco integró varias veces el seleccionado rosarino, destacándose una actuación en 1928 frente a FC Barcelona, con resultado 4-0 a favor de los rosarinos, convirtiendo Indaco todos los goles.​ En este partido llamó la atención de los españoles una jugada practicada por Indaco, a la que él llamó "chilena" y que es hoy más conocida como "bicicleta". Cuentan que en una cena luego del partido José Samitier le pidió que se la enseñara, y, a falta de una pelota, realizó la instrucción con una salivadera.

También sobresalió con su participación en el Campeonato Argentino Interligas de 1929. Allí convirtió un gol en el encuentro por octavos de final frente al representativo de Comodoro Rivadavia; en semifinales marcó dos goles ante la Liga Sanjuanina; y en la final consiguió el gol que le dio a Rosario el campeonato ante Tucumán (2-1), encuentro disputado en el estadio de River Plate (el de Alvear y Tagle).

Con 100 goles, Indaco es el tercer máximo goleador de Central desde 1903 a la fecha. Lo anteceden los hermanos Hayes: Harry con 198 y Ennis con 135. Los equipos que más sufrieron sus tantos fueron: Estudiantes de Rosario, 12 goles; Alberdi New Boys y Atlantic Sportsmen, 10; Provincial y Sparta, 8. En 1925, por la Copa Vila, le convirtió 5 goles en un partido a Provincial (11-0), repitiendo esta marca en 1927 ante Atlantic Sportsmen (12-0); de a 4 marcó en 1925 a Riberas del Paraná (12-1) y a Alberdi New Boys (8-0). Además convirtió de forma consecutiva en los primeros seis encuentros de esa Copa Vila (9 goles).

Fue técnico de Rosario Central en el Campeonato de Primera División 1946, reemplazando a Gerardo Rivas, quien había tomado el equipo de forma interina tras la salida de Ángel Fernández Roca. Dirigió 11 partidos, de los que ganó 6 y perdió 5. Al finalizar el torneo dejó el cargo; su último encuentro fue una victoria ante Newell's en Arroyito por 3-2 con goles de Federico Geronis por duplicado y Benjamín Santos. Otras victorias destacadas fueron como local ante River Plate 3-1 y Huracán 5-0 y en condición de visitante 6-4 versus Racing Club; fue sucedido por Enrique Palomini.

En 1957 condujo a Central Córdoba a su único ascenso a Primera División de AFA.

Participación por torneo 
Como futbolista (datos incompletos)
Detalle de partidos
Como entrenador
Rosario Central 1924. Parados: Octavio Montiquín, Domingo Izaga, José De Benedetti, Octavio Díaz, Jacinto Perazzo, Félix Sarasíbar; hincados: Sandalio Arias, Antonio Macías, Harry Hayes, Luis Indaco, Bautista De Benedetti.
Rosario Central 1927. Parados: Serapio Mujica, Francisco de Cicco, Félix Sarasíbar, Octavio Díaz, Florencio Sarasíbar, José Fioroni; hincados: Armando Bertei, Arturo Podestá, José Podestá, Luis Indaco, Esteban Indaco.
Rosario Central 1929. Parados: Arturo Podestá, Francisco de Cicco, Juan González, Octavio Díaz, Teófilo Juárez, Félix Romano; hincados: Guerino Malacarne, Gerardo Rivas, Marcelo Tamalet, Luis Indaco, Antonio Miguel.
Rosario Central 1930. Parados: Arturo Podestá, Francisco de Cicco, Luis Bray, Juan González, Teófilo Juárez, Ernesto Cordones; hincados: Pascual Salvia, Luis Indaco, Ramón Luna, Gerardo Rivas, Juan Francia.
Rosario Central 1931. Parados: Arturo Podestá, Francisco De Cicco, Octavio Díaz, Juan González, Teófilo Juárez, Ernesto Cordones; hincados: Pascual Salvia, Luis Indaco, Ramón Luna, Nazareno Luna, Juan Francia.
El diario La Capital refleja la paliza propinada por el seleccionado de Rosario al FC Barcelona por 4 a 0 en 1928. Luis Indaco marcó los cuatro goles.
Rosario campeón Argentino Interligas 1929; Indaco se ubica penúltimo entre los hincados, debajo del arquero Octavio Díaz.
Selección Rosarina en 1930. El octavo jugador es Luis Indaco.

Fuentes: Historia en Azul y Amarillo (Carlos Durhand, Diario La Capital, 2010), De Rosario y de Central (Jorge Brisaboa, Homo Sapiens Ediciones, 1996), Genoa domaniHistoria del fútbol rosarinoDiario O Imparcial de Río de Janeiro (edición 4712)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados; cualquier dato que desee aportar para el mejoramiento de esta entrada será bien recibido. Gracias por tu valiente testimonio! Contacto también por https://twitter.com/angelrc1889.